¿Tienes asegurado tu animal doméstico?

Seguro-animales-domésticosActualmente, seis de cada diez hogares tiene al menos un animal de compañía.

El mercado de los animales domésticos está experimentando un crecimiento progresivo, año tras año, al tiempo que aumenta la sensibilidad y cultura hacia las mascotas.

En nuestro país, seis de cada diez hogares tiene al menos un animal de compañía, lo que supone un total de 8,5 millones de hogares. Se calcula que en España hay alrededor de 20 millones de mascotas, entre los que destacan los 5,5 millones de perros, unos 4 millones de gatos, más de 7 millones de pájaros, 4,5 millones de peces, sin tener en cuenta a otro tipo de animales como son los reptiles u otros mamíferos pequeños (hurones, hamsters, conejos,…). Sigue leyendo

Uso fraudulento de tarjetas por internet #phishing

En la actualidad son muchas las empresas financieras y de seguros que ofrecen cobertura contra el fraude en el uso de las tarjetas de crédito o débito a través de internet. Este post se preocupa del uso fraudulento por internet, fraude en línea o la suplantación de identidad, también conocido como phishing.

¿Hasta qué punto estos productos son reales o se trata de productos trampa o estéticos que en realidad sobran?

Lo primero que hay que decir al respecto es que la Ley general para la defensa de los consumidores y usuarios ya protege a los usuarios del uso fraudulento de tarjetas. Así su Artículo 106. Pago mediante tarjeta, menciona en su apartado 1. Cuando el importe de una compra hubiese sido cargado fraudulenta o indebidamente utilizando el número de una tarjeta de pago, el consumidor y usuario titular de ella podrá exigir la inmediata anulación del cargo. En tal caso, las correspondientes anotaciones de adeudo y reabono en las cuentas del empresario y del consumidor y usuario titular de la tarjeta se efectuarán a la mayor brevedad.

Sigue leyendo

La comunicación de cancelación de una póliza de seguro

¿Sabías que la ley de contrato de seguro prevé la cancelación de los contratos de seguro con un preaviso al vencimiento de al menos dos meses de antelación?. Artículo 22  de la Ley 50/80.

El anteproyecto de Ley de Contrato de Seguro, que se ha quedado estancado a causa del cambio de gobierno producido en noviembre de 2011, prevé la disminución de este periodo a sólo un mes. Sigue leyendo

¿Qué es el consorcio de compensación de seguros?

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública empresarial al servicio del sector asegurador español.

Las actividades del Consorcio son aseguradoras y no aseguradoras. En las primeras actúa con carácter subsidiario de las aseguradoras, o de asegurador directo, en defecto de participación del mercado privado, y también la propia de un fondo de garantía, cuando se dan determinadas circunstancias de falta de seguro, insolvencia del asegurador, etc.

El consorcio desarrolla sus actividades en grandes grupos de riesgos:

Riesgos extraordinarios: satisfaciendo indemnizaciones derivadas de siniestros extraordinarios a los asegurados que, habiendo pagado los correspondientes recargos en su favor, no tengan amparado el riesgo extraordinario de que se trate por póliza de seguro contratada con una aseguradora, o que, habiendo contratado ésta, la entidad aseguradora no pudiera hacer frente a sus obligaciones indemnizatorias por encontrarse en quiebra, suspensión de pagos o proceso de liquidación. Los riesgos cubiertos en este grupo son: Sigue leyendo

¿Se tienen que firmar las condiciones de la póliza de seguros?

El asegurador está obligado a la entrega al asegurado de las condiciones generales de la póliza. Si el asegurado no las firma y la aseguradora no las tiene en su poder, la aseguradora no podrá alegar ante el Juez la aceptación por parte del asegurado de cláusulas limitativas del riesgo, es decir aquellas que operan para restringirlo, condicionarlo o modificar el derecho del asegurado a la indemnización.

Si estas cláusulas figuran únicamente en unas condiciones generales respecto de las cuales se incumplió la obligación de firma por el asegurado que establece el artículo 3 de la Ley 50/80 de Contrato de Seguro (LCS), el asegurador no podrá alegarlas en su defensa para oponerse a la cobertura en caso de siniestro, ya que no podrá probar que el asegurado hubiera tenido conocimiento de ellas. O dicho de otro modo, su existencia no prueba de su conocimiento por parte del asegurado. La remisión a tales condiciones generales no es bastante, por tener un carácter genérico e indeterminado susceptible de inducir a confusión que no puede perjudicar a la parte que no ha dado lugar a ella.

¿Puedo asegurar a mis hijos con un seguro de vida o accidentes?

Sí, si estos son mayores de 14 años. No se puede contratar un seguro para caso de muerte de menores de catorce años de edad o de incapacitados.

Así se desprende de lo preceptuado en el artículo 83 por la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro. Ver

Si los menores no fueran hijos nuestros, será necesaria la autorización por escrito de sus representantes legales.

Sin embargo es habitual encontrarse este tipo de seguros sobre la cabeza de menores; muchas aseguradoras lo limitan en el capital asegurado o lo denominan gastos de sepelio, para diferenciarlo del concepto de seguro, siendo por tanto el capital asegurado de una cuantía no superior a este tipo de gastos, valores entre 3.000 y 12.000 euros están siendo utilizados en el tráfico habitual.

¿Pagan IVA los seguros?

No. Están exentos de tributar por IVA (Impuesto sobre el valor añadido) por aplicación del artículo 20 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

La disp. adic. octava de la Ley 26/2006 de mediación de seguros privados, modificó la redacción del nº 16 del apartado Uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, en los siguientes términos:

Operaciones exentas:

“Las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización.

Asimismo, los servicios de mediación, incluyendo la captación de clientes, para la celebración del contrato entre las partes intervinientes en la realización de las anteriores operaciones, con independencia de la condición del empresario o profesional que los preste.

Dentro de las operaciones de seguro se entenderán comprendidas las modalidades de previsión.”

Los seguros no importan IVA pero sí establecen otros impuestos, como el de primas de seguros o la tasa del consorcio de compensación de seguros, del que hablaremos en otro post.

¿Qué es el Lloyd’s?

El Lloyd´s es un mercado de seguros. En él sus miembros se agrupan en torno a la figura de los Sindicatos, lo que puede parecerse a las compañías de seguros en nuestro mercado nacional. Estos sindicatos tienen la misión de suscribir o asegurar riesgos.

Este mercado que es muy antiguo (s. XVII), está compuesto por 80 sindicatos, que operan y suscriben riesgos por todo el mundo. (Website).

Todos los sindicatos están respaldados por un Fondo Central, que opera para hacer frente a siniestros que no puedan soportar uno o más sindicatos. En este mercado cada sindicato toma una parte alícuota de un mismo riesgo, a fin de minimizar su exposición al mismo. La suscripción de los riesgos se hace cara a cara entre brokers y suscriptores en la sala de suscripción.

La mayor parte de los riesgos tomados en el Lloyd’s se suscriben a través de brokers que facilitan la transferencia de los riesgos entre clientes (policyholders) y suscriptores (underwriters).

El rating aplicable a este mercado se clasifica en:

A (Excelente) para A.M.Best.

A+ (Fuerte) para Standard & Poor´s.

A+ (Fuerte) para Fitch Ratings.

Si deseas colocar un riesgo en el Lloyd’s, contacta con nosotros. (Contacto)

¿Se puede cancelar un seguro cuando queramos?

La verdad es que no.

La ley 50/80 de contrato de seguro se opone a ello, protegiendo así los derechos de las aseguradoras. El Art. 22 de esta ley exige a los tomadores de seguro comunicar a la aseguradora, con una antelación de al menos dos meses, la cancelación de un contrato de seguro que tenga pactada una renovación tácita (la mayor parte de los contratos la incluyen).
Si se contraviene este precepto, la aseguradora puede oponerse a la cancelación de la póliza reclamando judicialmente el importe de prima de la renovación por incumplimiento del deber de comunicación, y alegando incumplimiento del deber de pago de prima que estipula el Art. 14, procediendo al reclamo por vía ejecutiva por aplicación del Art. 15.