Seguro de ahorro: Fiscalidad de las prestaciones

seguro-de-ahorroFiscalidad de las prestaciones de los seguros de ahorro

Para determinar la tributación de un seguro de jubilación habrá que atender a varios factores:

–       El tipo de seguro: si es individual o colectivo: Seguro de vida ahorro individual, planes de previsión asegurados, planes de pensiones, contratos de seguros de mutualidades de previsión social, contratos de seguros de vida que instrumenten compromisos por pensiones, Planes de Previsión Social Empresarial y prestaciones de Seguros de Dependencia.

–       Las coberturas o contingencias cubiertas: Fallecimiento, Invalidez o supervivencia

–       La relación o parentesco entre tomador y beneficiario

–       Y la forma en que se percibirá la prestación: capital o renta.

Con esta información podremos determinar a qué impuestos estaremos obligados: Sucesiones y Donaciones, Renta de las Personas Físicas, Patrimonio y/o Impuesto sobre Sociedades.

Vamos a fijarnos solamente en las prestaciones de jubilación y su impacto en la renta personal del perceptor. Sigue leyendo

Seguros de vida: 5 claves para comprender las ofertas de seguro de vida

seguro-de-vida

Las ofertas de seguro de vida pueden confundir al más pintado.

Las aseguradoras de seguro de vida y algunos mediadores, sobre todo por internet, tienden a mostrar con poca claridad los elementos más relevantes del análisis de la oferta, de forma que las decisiones se toman con información insuficiente y sesgada, haciendo hincapié sólo en el elemento precio.

Este post desvela las claves para que el comprador de un seguro de vida sepa lo que debe de mirar en las ofertas. Sigue leyendo

Los bancos no podrán ligar hipotecas a seguros

seguro-de-vida-hipotecarioEl parlamento europeo estudia una directiva hipotecaría que de aprobarse prohibirá a los bancos prestamistas hacer ofertas de crédito condicionadas a la compra de seguros y otros productos financieros que ofrecen como intermediarios.

Esta prohibición de lo que se conoce en el sector bancario como productos vinculados permitirá a los clientes cambiar de asegurador, lo que hasta la fecha no pueden hacer pese a las atractivas ofertas de precios de los seguros del mercado “libre”.

Productos como las pólizas de seguro de vida son ampliamente utilizados por la banca desde hace años para obtener comisiones desproporcionadas en relación con el precio del seguro de vida. El cliente sabe que paga por su seguro más, a veces el doble, que si se asegurara sin la intermediación del banco pero sus cláusulas hipotecarias referencian los tipos de revisión a mantener la condición de cliente vinculado, esto es, a tener el seguro de vida, y el del hogar asegurados a través del banco, entre otros productos, que en la actualidad se han extendido a las empresas que solicitan líneas de crédito bancarias o préstamos de financiación de sus inversiones.

Pocos clientes conocen que lo que perderían en la revisión de tipos es a veces inferior al valor de la prima pagada de más, con la que el banco se retribuye, habiéndose convertido la banca en el principal mediador de seguros de vida de España.

Habrá que esperar un poco aún para que esta directiva vea la luz, y luego dos años para su trasposición al ordenamiento nacional. Veremos si su eficacia tiene algún efecto sobre la enorme cantidad de contratos hipotecarios en vigor en ese momento.

Más información sobre la directiva en la sala de prensa.

Calcular mi seguro de vida

Muchas veces nos han preguntado, ¿Pero cómo saber qué dinero tengo que asegurar si quiero hacerme un seguro de vida?.

No es fácil saberlo si uno desea asegurarse para proteger a otros, normalmente su familia.

No es fácil porque nuestras necesidades económicas son difíciles de prever. Dependen de muchos factores. El cónyuge, los hijos, las hipotecas y préstamos, y otros factores. Sigue leyendo

Abuso de los bancos

¿Sabías que los bancos pueden llegar a cobrar hasta el 100% de la prima de seguro de vida en concepto de comisiones?

Podría calificarse de usura esta práctica entre los bancos, pues  equivale a unas comisiones del 100%.

Lo hemos probado en muchas ocasiones, pero puedes comprobarlo tú mismo. Toma en una mano tu recibo de prima del seguro de vida que te carga el banco, toma en la otra el ratón de tu ordenador y calcula en pocos clics cuánto cuesta ese seguro en el mercado clicando aquí.

¿Sabes que las primas de seguro de vida crecen con la edad?. ¿Y que esto agrava el problema?

¿Quieres cambiar las cosas? . Revisa el contrato de préstamo de tu banco. Probablemente te obligue a mantener un seguro de vida en vigor por el importe del capital pendiente del préstamo hipotecario, pero no obligará a tenerlo suscrito con ellos. Luego considera qué ventajas ofrece el contrato de préstamo en la revisión del tipo de interés por ser un cliente ‘fidelizado’. Muy probablemente, lo que aparentemente es un beneficio, te lo estén cargando vía comisiones con el seguro de vida, y el de la vivienda hipotecada. Haz cálculos, y luego manda a paseo a tu banco para que no te cobren más quitándoles la póliza de seguro de vida.

¿A qué se le llama compromiso por pensiones?

Es un concepto acuñado por la Ley 8/87 de planes y fondos de pensiones, hoy derogada, y sustituida por el Real Decreto Legislativo 1/2002, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones. Esta ley definió que se entendía por compromisos por pensiones, los derivados de obligaciones legales o contractuales del empresario con el personal de la empresa y vinculados a las contingencias establecidas en el artículo 8.6. (jubilación , incapacidad o muerte). Sigue leyendo

Cambiar el beneficiario de un seguro de vida.

Cualquier asegurado con un seguro de vida puede decidir cambiar el beneficiario del mismo para el caso de fallecimiento cuando lo desee. Basta con que lo  comunique de forma expresa a la aseguradora por escrito.

No obstante, no es infrecuente que un asegurado exprese su última voluntad en forma de testamento y que éste pueda designar beneficiario en persona distinta que aquel que se comunicó a la aseguradora.

El ordenamiento civil español va a dar preferencia a las últimas voluntades del fallecido y si éstas constan de forma expresa y son contrarias a la que conste en el certificado de un seguro, el conflicto está servido. De hecho, las aseguradoras solicitarán el certificado de últimas voluntades. El certificado de últimas voluntades es el documento que acredita si una persona, ha otorgado testamento/s y ante qué Notario/s. De esta forma, los herederos podrán dirigirse al Notario autorizante del último testamento y obtener una copia (autorizada) del mismo. Este documento se precisa para la realización de cualquier acto sucesorio.

Certificado de Últimas Voluntades

Cuidado con lo que declaramos al hacer un seguro de vida.

La ley 50/80 de Contrato de Seguros menciona en su Artículo 89, que en caso de inexactitud en las declaraciones del tomador, que influyan en la estimación del riesgo, se estará a lo establecido en las disposiciones generales de la Ley. Se refiere a las contenidas en el Art. 10.3. Es artículo viene a decir que el asegurador podrá impugnar el contrato.

Sin embargo, esta facultad del asegurador tiene límites. Así, según la Cláusula de indisputabilidad, contenida en el citado art. 89, el asegurador no podrá impugnar el contrato una vez transcurrido el plazo de un año, a contar desde la fecha de su conclusión, a no ser que las partes hayan fijado un término más breve en la póliza y, en todo caso, salvo que el tomador del seguro haya actuado con dolo. Quiere decir, que si en la declaración efectuada por el Tomador en el cuestionario de adhesión al seguro, contenía inexactitudes a sabiendas de que lo eran, (por ejemplo: había sido informado de que sufría un cáncer y no mencionó estar padeciendo enfermedad alguna), entonces el asegurador puede impugnar el contrato, y de ocurrir el siniestro, no pagar la indemnización.

Ahora bien, no necesariamente, la falta de exactitud en estas declaraciones han de ser consideradas mala fe o dolo. Éstas habrán de ser probadas por el asegurador. Y deberá encontrarse relación causa efecto entre la declaración inexacta y el siniestro. Recomendamos leer la sentencia del Supremo, sobre una declaración negativa de un asegurado a la pregunta de si padecía alguna afección o trastorno del tipo, Perturbaciones funcionales o de glándulas: diabetes, gota, etc. El asegurado, que falleció, padecía una Diabetes Mellitus desde hacía aproximadamente unos 10 años siendo insulino dependiente desde hacía cuatro. (TS Sala de lo Civil. Sentencia 635/2007). La beneficiaria recibió la indemnización.

La concurrencia de dolo o culpa grave del asegurado o del tomador en la declaración del riesgo corresponde acreditarlo al asegurador. Cuando el asegurado declara alguna dolencia, que puede ser considerada factor de riesgo, el asegurador viene obligado a poner los medios necesarios para determinar el verdadero alcance de lo declarado, soportando las consecuencias perjudiciales que de ello se deriven si no lo hace.

Se exceptúa de esta norma los errores o inexactitudes relativas a la edad del asegurado, que se regula en el artículo siguiente, según el cual, el asegurador sólo podrá impugnar el contrato si la verdadera edad del asegurado en el momento de la entrada en vigor del contrato excede de los límites de admisión que estableció el asegurador.