Quiebra de la empresa y responsabilidad del administrador

Es responsabilidad de los administradores sociales, la quiebra de la empresa por razones de mercado?

Un seguro de D&O protege a los administradores sociales por la comisión de un acto incorrecto que provoque el perjuicio de terceros. En la pregunta que se expone, no podría probarse por un tercero perjudicado, que las razones que avocaron a la empresa a su disolución fueron debidas a la adopción de actos incorrectos, tal y como los define el Real Decreto Legislativo 1/2010, texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, artículo 236: daños que se causen por actos u omisiones contrarios a la ley o a los estatutos o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes al desempeño del cargo. Forma parte de la vida de una empresa, no necesariamente ligada a la comisión de errores del administrador social, el desempeño mejorable de función societaria de ganar dinero, y por tanto el que la empresa se avoque al fracaso empresarial. Cosa distinta sería que, en una situación como la que describe la pregunta, la empresa tuviera pérdidas que redujeran el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del capital social, y el administrador incumpliera su obligación de convocar en el plazo de 2 meses la Junta General, para que adoptara acuerdo de disolución o aumentara o redujera capital para compensar tal desequilibrio patrimonial, o caso de haber hecho la convocatoria sin que se hayan adoptado tales medidas, no solicitara la disolución judicial de la sociedad. En este caso sí sería responsable, y entraría de lleno en el ámbito de protección de la póliza de D&O.

¿Qué es un seguro de D&O?

seguro-D&O-administradores-directivosUn seguro de D&O (directors & officers) es un seguro de responsabilidad civil que protege a los miembros del órgano de administración de una sociedad, y a las personas de la empresa que ostentan cargos de dirección y cuyas decisiones comprometen a la empresa frente a terceros.

El Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital define en ámbito de responsabilidad de estas personas, en los artículos 236 y siguientes, al definir los presupuestos de la responsabilidad, el carácter solidario de la misma, la acción social de responsabilidad, la legitimación subsidiaria de la minoría, la legitimación subsidiaria de los acreedores para el ejercicio de la acción social y la acción individual de responsabilidad.

Un seguro de D&O sirve fundamentalmente para soportar los gastos de defensa de los administradores sociales (costas judiciales, gastos y honorarios incurridos en la defensa de una reclamación que puede incluir los gastos de apelaciones y los gastos de constitución, de fianzas civiles y las necesarias para garantizar la libertad provisional del Asegurado), y las posibles indemnizaciones a que sean condenados por los tribunales como consecuencia de la realización de un acto incorrecto, ya sea por acción u omisión, que de origen a la exigencia de responsabilidad y les sea exigida a éstos por la propia sociedad, los socios o los acreedores sociales.

A diferencia de otras responsabilidades que pueda tener la empresa, la responsabilidad a que nos referimos y que protege este seguro, es una responsabilidad individual de la persona, del directivo o administrador, por lo que este seguro cobra especial relevancia si queremos dejar a salvo nuestro patrimonio privativo.

Si lo deseas puedes ver nuestro estudio de coberturas sobre este seguro del mercado asegurador en Seguro de D&O: Administradores y directivos