La comunicación de ventas en el seguro de crédito

Un seguro de crédito es aquel de que se sirve la empresa comercial para proteger sus ventas a crédito del posible impago de sus clientes.

Las empresas aseguran sus ventas a crédito, y para ello comunican a la aseguradora el total de ventas a crédito que realizan, con la periodicidad que se pacte. Sigue leyendo

La garantía de paralización de actividad.

Es una cobertura propia de los seguros de daños que protege el negocio contra la ruina que puede sobrevenirle a su propietario si se ve avocado a cerrar por imposibilidad de utilizar las instalaciones en que se desarrolla.

Las razones por la cuales puede sucederle tal cosa a un empresario son variadas; pero para que esta cobertura funcione, debe de suceder alguna de las coberturas de la póliza (fenómenos meteorológicos, riesgos de la naturaleza, agua, básicos de incendio, explosión o rayo, u otros que justifiquen el cierre de las instalaciones).

Durante el tiempo en que el negocio está cerrado por causa de la no utilización de las instalaciones, la aseguradora indemniza por los gastos permanentes, el beneficio bruto u otras opciones de contratación.

Es frecuente que las pólizas de daños en negocios pequeños descuiden esta cobertura que es muy necesaria y puede salvar de la ruina el negocio.

Las indemnizaciones suelen ser un tanto alzado por día de paralización hasta el límite pactado o la recuperación de la actividad.

Tengo una pequeña empresa de portes y un seguro del almacén. ¿Con este seguro protejo mi responsabilidad civil?

La respuesta es que no. Es muy común que los empresarios que mantienen una póliza multiriesgo para proteger las instalaciones en las que desarrollan su trabajo, y que cuenta con una garantía o cobertura de responsabilidad civil, piensen en que ya están protegidos en cualquier momento en el desarrollo de su actividad. Pero lo cierto es que no.

Esta empresa de portes, desarrolla su trabajo o parte de él, fuera de las instalaciones aseguradas. Los portes los realiza con vehículos propios usualmente. Los daños que cause la carga, es decir esos portes, durante sus desplazamientos, carga y descarga, no estarán cubiertos a no ser que los proteja con una póliza de transportes.

Una póliza de transportes es aquella que protege a la carga contra los daños propios y los daños que pueda causar a terceros durante el desplazamiento, carga y descarga.

En general en pequeñas empresas, habrá que atender al tipo de actividad, para proteger ésta con el seguro más adecuado. No será igual la necesidad de esta empresa de portes de la que realice eventos o la que distribuya productos para animales de compañía.